En Atalaya Golf & Country Club continuamos con el programa de mantenimiento de los campos. Durante este período, aun cuando nuestros dos campos están cerrados, el personal de mantenimiento está trabajando en el pinchado con pinchos huecos y recebo con arena de los tees en el Old Course.

Sorprendentemente, la compactación del suelo es más profunda e intensa en los tees en comparación con la de los greens.

La razón principal es que en los tees tienen otra construcción (menos base de arena), por lo tanto menos profundidad de raíz para evitar la compactación. Otro factor es que muchos tees son demasiado pequeños para la intensidad del juego que reciben, lo que acentúa aún más los problemas de compactación del suelo.
 
El tamaño de tees es particularmente importante en los hoyos par 3, donde se forman muchas chuletas profundas durante la salida, las dimensiones de tee no son lo suficientemente grandes como para permitir rotaciones adecuadas de las posiciones de salida. Tales rotaciones facilitan el rebrote de la hierba y el consecuente cierre de estas chuletas.
 
El pinchado en hueco (15 cm de profundidad) nos permite la extracción de núcleos de tierra/arena en los tees. Es la mayor intervención de mejora la cual se realiza dos veces al año, en verano y en otoño.

Este año estamos aprovechando el momento en que nuestros campos están cerrados para el pinchado de todos los tees y recebo con arena, después de haber realizado el pinchado de los greens de ambos campos.

Usamos la misma arena de sílice de alta calidad que utilizamos en los greens para el recebo y el nivelado de las superficies del tee. El recebo con arena permite una mejora recuperación de las chuletas y nivelación del tee para tener una mejor superficie para la posición del jugador. La cantidad de arena utilizada en los tees es en general más alta que la cantidad utilizada en los greens.
 
Debido a que la creación de grandes áreas de daño de chuletas en los tees, los problemas de hierbas contaminantes (maleza) también aumentan.

Primero, los huecos de las chuletas proporcionan sitios ideales para la invasión de estas hierbas malas (hierba azul, grama catalana y similares), ya que estas malezas requieren luz solar para la germinación de las semillas.

En segundo lugar, el daño extenso y profundo en los tees par-3 también puede alterar una zona de superficie protectora del herbicida pre-emergente, lo que también aumenta el potencial para el desarrollo de las hierbas contaminantes.

Para resolver estos problemas, en Atalaya empleamos prácticas de mantenimiento efectivas y adecuadas para mejorar la recuperación del césped en las áreas que sufren este daño a la vez que se reducen los problemas de mantenimiento.
 
Cuando se reanude el juego (esperamos que pronto), animamos a todos los socios y jugadores a que participen en un programa de reparación de las chuletas, rellenándolas con arena.
Esta arena estará disponible en contenedores convenientemente ubicados cerca de los marcadores de salida. Simplemente se usará la pala pequeña provista para llenar y nivelar las chuletas con la arena preparada. Esta importante campaña contribuirá en gran medida a mantener en muy buen estado a los tees de salida.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*