Ana e Iñaki disfrutan como cada año de las instalaciones de Atalaya

Hoy acaba otro año más, y ya son 19 los veranos que hemos pasado en Marbella con la familia.

El primer año decidimos realizar un clínic en Atalaya Golf y desde entonces nuestros días empiezan disfrutando del amanecer en este gran campo de golf.

Nos gusta jugar a primera hora y abrir el campo, sentir el frescor de la mañana y el olor a hierba recién segada, mientras sale el sol.

Marbella dispone de una gran oferta de golf pero año tras año no hemos dudado en volver a Atalaya. El diseño y el estado del campo pero sobre todo la calidad humana de los profesionales que ahí trabajan (hostelería, caddie master, mantenimiento, administración...) hacen que esta sea nuestra casa.

Los cambios que se están realizando, sin duda, harán que el campo crezca y ya estamos contando los días para volver a disfrutar de los 37 hoyos de Atalaya Golf & Country Club.

¡MUCHAS GRACIAS A TODOS!

Ana e Iñaki