Noemí Jiménez hace historia en el Gecko Tour en Atalaya Golf

La malagueña vence en Atalaya y se convierte en la primera ganadora del circuito.

Hasta el rabo todo es toro es uno de los refranes con más solera de la lengua española y también uno de los que más aplicaciones tiene en el mundo del deporte y, muy especialmente, en el golf. Hoy en Atalaya Golf & Country Club se ha vivido otro ejemplo palpable. La undécima prueba del Gecko Tour se ha resuelto tras un emocionante desempate entre cuatro jugadores.

Sam Connor y Mario Galiano llegaron a los últimos hoyos con ventaja. El inglés cometió dos bogeys en el 16 y 17, mientras que el malagueño hizo bogey en el 18 para desembocar en un múltiple desempate junto al también inglés Steven Jones y Noemí Jiménez. La golfista de Guadalmina, que tantas veces había rozado con los dedos el triunfo en el Gecko, volvía a tener una oportunidad.

Los cuatro jugadores empataron con un total de 136 golpes en dos jornadas. La mejor vuelta del lunes fue para Steven Jones (65), mientras que el mejor resultado hoy fue compartido por Andreas Andersson, Marcos Pastor y Daniel Berna (66). Así las cosas, Jones, Galiano, Connor y Jiménez tuvieron que salir a jugar el playoff en el hoyo 18. Máxima emoción y muchísima calidad.

Con tantos jugadores implicados en la lucha estaba claro que sólo valía el birdie. En el primer hoyo del desempate lo hicieron Noemí Jiménez y Sam Connor, por lo que se quedaron fuera de la batalla Mario Galiano, que ya ganó en este mismo recorrido en noviembre, y Steven Jones.

Noemí volvió a hacer birdie en el segundo hoyo de desempate y se llevó el triunfo. Una victoria histórica. La primera mujer que se impone en el Gecko Tour en sus seis años de vida. “Estoy muy contenta. Ganar siempre es importante y si encima soy la primera, pues mucho más satisfecha. He jugado muy bien el playoff, se ve que se me dan bien. Las dos veces me he dejado un putt de cuatro metros para birdie, una vez cuesta abajo y otra cuesta arriba, pero con la misma caída de izquierda a derecha. He tenido la suerte de que han entrado los dos –era más fácil cuesta abajo porque sólo había que poner en marcha la bola por la línea– y he podido ganar. Es un dinerito además que siempre viene muy bien”, aseguraba Noemí Jiménez nada más firmar la tarjeta y antes de empezar la entrega de premios.

Se trata, sin duda, de una buena manera de empezar el año, mucho más cuando a principios de enero le dieron a la malagueña la mala noticia de que no le renovaban la beca Podium que otorga Telefónica. “Fue un palo porque no me lo esperaba, pero bueno, me ha servido también de acicate y motivación. Cuando me enteré, sólo pensé en sacar en el campo con buenos resultados lo que ellos me daban. Este ha sido el primer paso”, señala.

Jiménez, una de las jugadoras españolas con más proyección internacional, tiene por segundo año consecutivo la tarjeta del Ladies European Tour. En esta pretemporada ha hecho algunos cambios para ser aún más competitiva. Ya está viendo los frutos. “Fundamentalmente me he centrado en ganar algo de distancia, mucho gimnasio, y en hacer algunos cambios en el swing para poder pegar a la bola con todos los efectos. En definitiva, tener más golpes y más recursos. El gimnasio ya se está notando. Cuando le pegó sólida, fácil hago diez o quince metros más, y eso es un avance importante, ya que me va a permitir llegar de dos en muchos pares 5 y volar algunos búnkers del LET que antes no podía”, explica.

Noemí seguirá jugando el Gecko para mantenerse en forma y competitiva. El próximo 4 de febrero viaja a Australia para jugar un torneo del LET y después estará en España hasta abril, fecha del segundo torneo del año del circuito europeo. Mucho tiempo por delante para seguir mejorando, ganando pegada y por qué no luchando por más victorias en el Gecko Tour.

Imagen y texto The Gecko Tour.

En la imagen podemos ver a la izquierda de Noemí Jiménez a Verena Thost, hija del diseñador del Old Course de Atalaya Golf, y a la derecha a Andrés Sánchez, Gerente de Atalaya Golf.